La salud es la industria navarra de mayor crecimiento en este siglo

La salud es la industria navarra de mayor crecimiento en este siglo

La salud es la industria navarra de mayor crecimiento en este siglo Docor Comunicación

Foto Víctor Ruíz

La atención médica vive actualmente una transformación radical gracias, sobre todo, a una tecnología que está mejorando la eficiencia y la calidad de los servicios de salud. Empresas, emprendedores, inversores e investigadores de Nueva Aquitania, País Vasco y Navarra que, precisamente, trabajan en ese proceso de mejora participaron en los ‘8º Encuentros de Bio-Salud #8RNAEN’ celebrados en Pamplona. Una cita destinada a impulsar el trabajo que desarrollan estos agentes de la innovación así como a promover su colaboración a nivel eurorregional y que reunió a 170 asistentes en el Colegio de Médicos de la capital navarra.

Ante dicho auditorio, el consejero de Industria y de Transición Ecológica y Digital Empresarial, Mikel Irujo, valoró el desarrollo alcanzado por el “ecosistema” de salud de la Comunidad foral. Dicha cadena de valor, en concreto, supera actualmente las 80 empresas implicadas, emplea a 31.000 personas en la región y ha aumentado su facturación en un 23 % desde 2016. “Es el sector industrial que mayor crecimiento ha tenido en lo que va de siglo”, apuntó Irujo. Y, por ello, animó a los presentes a trabajar conjuntamente por dos motivos. Porque, según indicó, “la Unión Europea, que es nuestro ámbito de actuación, nos obliga a colaborar ante un mundo cada vez más cambiante”. Y, fundamentalmente, “por los beneficios que la industria de la salud reporta a la sociedad en cuanto a creación de empleo y bienestar por lo que tenemos que cooperar juntos para crecer todos juntos”, añadió.

El argumento expresado por Irujo fue compartido por Estibaliz Hernáez, viceconsejera de Tecnología, Innovación y Transformación Digital del Gobierno vasco. No obstante, matizó que “hacer I+D está muy bien pero lo importante es tener impacto”. Por ello, Hernáez confió en los beneficios que puede reportar el trabajo conjunto de las empresas de la salud vascas, navarras y de Nueva Aquitania.

Referido a esto último, el consejero regional delegado a la Eurorregión y a la Cooperación Transfronteriza de Nueva Aquitania, Mathieu Bergé, ofreció un dato al respecto: “Desde 2015, de los 38 proyectos financiados por la Eurorregión, doce han estado vinculados con la salud”. Vistas estas cifras Bergé defendió la necesidad de “valorizar la cooperación porque ha llegado el momento de dar a conocer a la ciudadanía todo el trabajo desarrollado hasta ahora”.

El peligro no está en la tecnología

Posteriormente, intervino el director de comunicación de Inithealth (Grupo Init) y uno de los principales ‘top voice’ mundial en el campo de la salud, Juan Carlos Santamaría. En la conferencia inaugural “La Inteligencia Artificial y los desafíos en salud” enumeró algunos de los hitos logrados por la industria en la última década como la conectividad, la generalización en el uso de los datos o una mayor concienciación en cuanto al cuidado de los hábitos y la calidad de vida.

 

En cuanto a los retos futuros que puede suponer la implementación de tecnologías tan disruptivas como el metaverso o la Inteligencia Artificial (IA) Generativa, Santamaría abogó por priorizar la seguridad, la fiabilidad y los valores éticos. “El peligro no va a estar en la tecnología sino en el uso que le demos”, afirmó. Para este experto, por tanto, “lo más importante es la conceptualización y el diseño previo” que se haga de las herramientas que se van a utilizar “así como situar a la persona en el medio y establecer los mecanismos de control y supervisión que eviten cualquier tipo de fuga o gestión inadecuada y poco ética de datos tan sensibles”, añadió.

De forma paralela al desarrollo de estas ponencias, los ‘8º Encuentros de Bio-Salud #8RNAEN’ celebraron una serie de mesas debate específicas sobre el sector Biofarma y Medtech. Igualmente, hubo un espacio donde se celebraron reuniones profesionales (B2B Meetings) así como la presentación de posters con proyectos realizados entre entidades de Nueva Aquitania, País Vasco y Navarra.

Por la tarde las empresas Bread Free, en la categoría ‘Biofarma’; y Hemotic, en ‘Tencologías Sanitarias’, se alzaron con los primeros premios Bio-Salud Eurorregional 2023 dotados con 3.000 euros, respectivamente. Bread Free es una startup biotecnológica especializada en la fabricación de harina de trigo apta para celiacos mientras que Hemotic desarrolla soluciones disruptivas para bancos de sangre basadas en algoritmos matemáticos.

El objetivo de dichos galardones fue reconocer aquellas pymes más innovadoras del sector biosanitario de la Eurorregión formada por Nueva Aquitania, País Vasco y Navarra. Y su concesión se produjo en los ‘8º Encuentros de Bio-Salud #RNAEN’ organizados por el Navarra Health Cluster (NHC), el Basque Health Cluster (BHC), la Alliance Innovation Santé Nouvelle-Aquitaine, Enterprise Network Spain de la Universidad de Navarra, CEIN y Sodena. Un congreso que contó, además, con la colaboración de Bihartean, Polepharma Gipso, Eukampus Fundazioa y el Clúster de la Salud España. Y fue patrocinado por Sodena, Gobierno de Navarra y la Eurorregión Nueva Aquitania, País Vasco y Navarra.

Precisamente, la vicepresidenta segunda y consejera de Memoria y Convivencia, Acción Exterior y Euskera, Ana Ollo, fue la encargada de clausurar esta cita. En su intervención, Ollo opinó que, eventos como el celebrado en Pamplona, “son un paso importante en nuestro compromiso permanente de promover la salud y el bienestar de nuestra ciudadanía”.

Back to top