Encuentros con la salud

ITS

Los cambios sociales influyen en el aumento de las ITS

Los cambios sociales influyen en el aumento de las ITS 1048 706 Docor Comunicación

En el País Vasco, al igual que sucede en el resto del Estado y en muchas regiones del mundo, existe una tendencia ascendente de las infecciones de transmisión sexual (ITS)1 que se ha visto favorecida por diversos cambios sociales. Entre otros factores, expertas en ITS y en VIH destacan el inicio precoz de las relaciones sexuales, el aumento de los encuentros y contactos sexuales facilitados por el uso de aplicaciones de citas y redes sociales, así como una mayor movilidad y apertura en las relaciones íntimas. Así se ha puesto de manifiesto durante el Encuentro con la Salud Crecen las infecciones de transmisión sexual en Euskadi. VIH y otras más: cómo protegerse organizado por El Correo en Bilbao.

Por otra parte, la evolución del VIH desde infección mortal a crónica (debido, entre otros, a la mejora de los tratamientos antirretrovirales) ha reducido la mortalidad y la transmisión. Estos avances hacen que, en muchos casos, se adopten menos medidas preventivas por falta de concienciación y falsa creencia al no considerar el VIH y otras ITS un problema de salud pública. También siguen existiendo muchos tabúes en torno a la sexualidad que hacen que la información que se tiene sobre las ITS no sea la adecuada.

Estas reflexiones han sido ofrecidas por la Dra. Josefina López de Munain, jefa de Sección de la Unidad de ITS del Servicio de Enfermedades Infecciosas de la OSI Bilbao-Basurto, y Marta Pastor, coordinadora general de la ONG Bizkaisida (Comisión Ciudadana Antisida de Bizkaia) durante la conferencia Crecen las infecciones de transmisión sexual en Euskadi. VIH y otras más: cómo protegerse, dentro del ciclo de conferencias «Encuentros con la Salud».

En su exposición, la Dra. López de Munain ha explicado que las infecciones más frecuentes son la gonorrea, la clamidia y la sífilis. En el País Vasco, en 2022, la tasa de incidencia fue de 64 por 100.000 habitantes para la gonorrea; de 101 por 100.000 habitantes para la clamidia; y de 13 por 100.000 habitantes para la sífilis1. «Los grupos mayoritarios donde se producen un aumento de las ITS son el de los jóvenes menores de 25 años y en los que hombres tienen sexo con hombres. De todas formas, se debe tener muy presente que cualquier persona que mantenga relaciones sexuales y que no se proteja está en riesgo de contraer una infección de transmisión sexual», ha descrito.

En el caso de la infección por VIH, la especialista ha destacado que los nuevos diagnósticos están «más o menos estabilizados o sostenidos, siendo la tasa de incidencia en Euskadi de 5,8 por 100.000 habitantes, pero presentan”, según ha apuntado, “un diagnóstico tardío en el 57% de los casos”1. “En estas situaciones, cuando la infección se diagnostica en etapas avanzadas, puede ser más difícil la puesta en marcha de un tratamiento efectivo, pronostica una peor evolución y puede provocar, además, que el VIH se siga transmitiendo. Cuando la infección está detectada y bien controlada la transmisión se reduce”, ha aseverado.

En este contexto, Pastor, desde su experiencia en Bizkaisida, ha explicado que los diagnósticos tardíos se deben, en su opinión, a la falta de conciencia, educación y al estigma que tiene asociado el VIH. “Muchas personas no son conscientes de la importancia de realizarse pruebas de VIH de manera regular si llevan una vida sexual activa o pertenecen a grupos de población más vulnerable. La falta de educación sexual también contribuye a la falta de conocimiento sobre las vías de transmisión y respecto a la necesidad de hacerse pruebas”, ha lamentado.

“También el estigma asociado al VIH desincentiva a las personas a realizarse las pruebas de diagnóstico por miedo al rechazo social, la discriminación o el aislamiento. Este estigma sigue siendo un gran obstáculo. Otro factor determinante es el avance en los tratamientos antirretrovirales que han mejorado significativamente la calidad de vida de las personas con VIH, lo que puede llevar a la percepción errónea de que el VIH ya no es una amenaza grave. Esta confianza puede disminuir la urgencia de realizarse pruebas y de adoptar medidas preventivas», ha afirmado.

ONUSIDA

En este sentido, la Dra. López de Munain ha puesto como hoja de ruta el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) que tiene como objetivo que para 2030 el 95% de las personas con VIH conozcan su estado serológico; que el 95% de las personas diagnosticadas con VIH estén en tratamiento antirretroviral; y que el 95% de las personas en tratamiento tengan supresión viral.

«Esos son los objetivos que ONUSIDA tiene marcados para acabar con el VIH y que llevamos años trabajando desde los sistemas de salud. Para conseguirlo necesitamos que exista concienciación en torno al VIH: sus modos de transmisión, cómo prevenirlo, etc. En nuestro país tenemos la suerte de tener un sistema de salud que permite que  todas las personas con infección por VIH puedan  acceder a un tratamiento eficaz y estar bien controladas3. Y sabemos que la persona que tiene VIH no transmite la infección si la tiene bien controlada. 4«, ha explicado la Dra. López de Munain, quien ha aseverado que «gracias a los avances en los tratamientos, hoy en día es una infección crónica controlable con un tratamiento con la esperanza de vida de personas con VIH se aproxima a la población general5«. En este contexto, Pastor ha hecho hincapié en el concepto “indetectable es igual a intrasmisible”.

Concienciación y el estigma

Por último, Pastor ha abogado por “tener una buena concienciación y una óptima información y educación en relación a las ITS porque hay muchos tabúes, falsas creencias y un gran estigma, sobre todo hacia el VIH”. En este contexto, ha desgranado que desde la ONG Bizkaisida prestan apoyo y asistencia a personas con VIH e informan sobre las vías de transmisión y sobre los medios de prevención, tanto a la población en general como a grupos o colectivos específicos. También ofrecen asistencia para el resto de ITS. Así, entre otras cuestiones, pone a disposición de la población un programa individual y confidencial donde hacen la prueba rápida de VIH, sífilis, hepatitis B y hepatitis C, además de un asesoramiento psicológico.

«La infección por VIH está terriblemente estigmatizada y prejuzgada. Este estigma puede manifestarse de diversas maneras como el rechazo social, el aislamiento, la exclusión, el miedo irracional hacia el contacto con personas con VIH y la discriminación en el ámbito laboral o educativo», ha sostenido la experta, quien ha apelado a que “la sociedad en general haga una reflexión y un cambio”.

De esta forma, Pastor ha sentenciado: “antes de hacer las pruebas, preguntamos a la persona cuánto sabe de VIH y de otras ITS para situar la realidad y liberarle de tantos miedos. El estigma cursa con vergüenza y culpa y no debe ser así”. «Las fobias que tienen las personas que acuden a la ONG están relacionadas con el miedo, y el miedo con el desconocimiento. Este miedo puede superarse con información porque hoy en día existen métodos de prevención, diagnóstico y tratamientos muy eficaces”, ha puesto de relieve.

Referencias:

  1. Resumen de vigilancia de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la delegación de Bizkaia. Disponible en: Bizkaia2021-Resumen-Vigilancia.pdf (euskadi.eus). Último acceso: junio 2024.
  2. Vigilancia epidemiológica de las infecciones de transmisión sexual en España. Disponible en: Vigilancia ITS (sanidad.gob.es). Último acceso: junio 2024.
  3. Infografía del Continuo de Atención del VIH en España, 2021-2002. Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/vigilancia/docs/Infografia_Continuo_atencion_VIH_mayo_2023.pdf. Último acceso: junio 2024
  4. El papel de la indetectabilidad de la carga viral en la transmisión sexual de la infección por el VIH. Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/docs/PapelIndetectabilidadCargaViralTransmisionSexualVIH15Jun18.pdf Último acceso: junio 2024
  5. Jarrín I, del Romero Raposo J, Rava M, et al. Esperanza de Vida en Personas con VIH en Tratamiento Antirretroviral en España. Enferm Infecc Microbiol Clin. 2022;40(Espec Cong 1):1-9. Abstract CO-08. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37905999/. Último acceso: junio 2024

NP-ES-HVU-PRSR-240006 (v1) 06/2024

En Navidad podemos ganar hasta 4 kilos de más que no se irán nunca o se irán con dificultad

En Navidad podemos ganar hasta 4 kilos de más que no se irán nunca o se irán con dificultad Docor Comunicación

Durante las fiestas navideñas existe la posibilidad de ganar entre 2 y 4 kilos de más que se irán con dificultad o no se irán nunca. Además, en esta época se descuidan problemas metabólicos ya conocidos en parámetros como la glucosa, el colesterol, los triglicéridos o la gota o aparecen en personas que no tenían constancia de tener problemas con ellos.

Son buenos aliados en la cocina estos días para tener una Navidad sostenible y saludable: las técnicas de cocción (a la plancha, por ejemplo), el empleo moderado de aceite de oliva virgen; evitar preparaciones excesivamente grasas o comidas preparadas;  trazar un plan preventivo para organizarse ante los posibles excesos de Navidad consensuando el menú antes de planificar la compra; o preparar el ambiente que se va a vivir en la mesa. También se debe destacar la necesidad de mantener el cuidado alimentario y farmacológico a las personas con alguna enfermedad crónica.

Estas afirmaciones han sido ofrecidas por el Dr. Javier Aranceta, Doctor en Medicina y Nutrición, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y presidente de la Real Academia de Medicina del País Vasco durante la conferencia Nutrición, salud y sostenibilidad: decálogo para una Navidad saludable, dentro del ciclo de conferencias Encuentros con la Salud”.

Seguir la dieta mediterránea

En primer lugar, Aranceta explica que en Navidad “se debe intentar llevar a cabo un tipo de comida similar a la dieta mediterránea en la que se emplee aceite de oliva virgen en vez de los refritos grasos, alimentos preparados y con tanta azúcar”. “Una Navidad saludable y sostenible se consigue con la comida emocional que son aquellas comidas ligadas a las emociones y a la cultura al fin y al cabo. Cada familia tiene su historia y cada madre, padre, tío o tía tiene una habilidad muy reconocida para preparar un postre o un plato para el resto de la familia. Deberíamos conocer e involucrar a todos los jóvenes de la familia para que ayuden a preparar esos platos que son tradiciones. Si no se hace, se puede correr el riesgo de perderlos. En la mesa de Navidad no puede ganar los alimentos preparados”.

Especial atención a los platos tradicionales

En este contexto, el Dr. Aranceta explica que “la sopa de pescado, la coliflor y la berza, el bacalao, el besugo y una repostería casera son muy típicas de estas fechas y son nutricionalmente interesantes y están vinculados a los afectos”. “En Navidad no tenemos que dejar de buscar un equilibrio entre una alimentación saludable y sana porque es una etapa larga en la que hay muchas comidas y/o cenas y si no se establece un punto de control se corre el riesgo de ganar peso o tener el estómago como una bomba”.

Planificar antes de comprar

Por otro lado, el especialista en Nutrición hace hincapié en “la importancia de trazar un plan preventivo para organizarse ante los posibles excesos de Navidad consensuando el menú antes de planificar la compra o preparar el ambiente que se va a vivir en la mesa”.

Respecto a la planificación del menú, el Dr. Aranceta apuesta por “planificarlo todo con antelación por salud y también por economía porque ahora hay que mirar la cesta de la compra más que nunca”. “Es aconsejable decidir las técnicas culinarias y la colaboración. Muchas comidas se pueden comprar tiempo antes y congelar algunos alimentos porque al final el sabor es similar y el precio es muy diferente”, afirma el especialista, quién añade que “lo ideal es que sean productos de proximidad y de temporada”.

“La compra se ha de hacer con una lista cerrada en función de los comensales que tengamos y se puede comprar en un mercado municipal porque compraremos alimentos de calidad y de proximidad, más sostenibles y con menos impacto en la huella ecológica”, destaca.

La importancia del escenario

 En el discurso de Javier Aranceta aparece un término en boga: gastrofísica. Es bien conocida la expresión comemos con los ojos, “cada día más ligada al ámbito científico”, asume el experto. “La gastrofísica valora los aspectos emocionales y psicológicos en la mesa, si uno está feliz o no.  Recientes estudios han confirmado que la forma, el color, el peso y hasta el material de los cubiertos, impacta positiva (o negativamente) en la percepción de los comensales”.

El Dr. Aranceta aclara que “incluso los detalles estéticos como la decoración de la mesa, los colores, la disposición de los comensales, la música que suena o el estado de ánimo influyen en que la experiencia resulte más o menos saludable”.

Problemas digestivos

El presidente de la Real Academia de Medicina del País Vasco subraya que hay que “intentar evitar alimentos pesados e indigestos y el consumo excesivo de alcohol. Muy especialmente ser prudentes y no conducir o realizar actividades que entrañen riesgo si hemos consumido alcohol. No obstante, para contrarrestar los problemas digestivos ocasionados por el alcohol o por comidas indigestas puede ser de gran ayuda preparar en  un vaso de 220 ml dos tercios de té verde, un tercio de zumo de limón y una cucharadita de bicarbonato”.

Cuidar a los más vulnerables

Por último, el doctor Aranceta destaca “la necesidad de mantener el cuidado alimentario y farmacológico a las personas con alguna enfermedad crónica. Es muy importante adaptar los platos a su necesidad especial (plancha o horno en vez de salsas, con menos azúcar, con especies pero con menos sal, ración más pequeña de turrón o roscón, bebidas sin alcohol, modificar las texturas, etc)”.

Sobre Encuentros con la Salud de El Correo

Encuentros con la Salud” es una iniciativa de El Correo para la formación, divulgación y promoción que cuenta también con la colaboración de Docor Comunicación, agencia especializada en comunicar contenidos de salud y, desde este año, cuenta con la asesoría científica de la Real Academia de Medicina del País Vasco, que preside el médico y nutricionista, Dr. Javier Aranceta. Además, en su regreso, las conferencias sobre salud dirigidas a la población general que conforman Encuentros con la Salud se realizan en Salón El Carmen de Bilbao.

Depresión y demencia, principales trastornos de salud mental en las personas mayores

Depresión y demencia, principales trastornos de salud mental en las personas mayores Docor Comunicación

«En el ámbito europeo, los trastornos mentales más prevalentes entre las personas mayores son la depresión y la demencia. La primera afecta aproximadamente al 10% de la población mayor de 65 años, mientras que la demencia, con la enfermedad de Alzheimer a la cabeza, impacta alrededor del 5% de esta población».

Estos datos han sido ofrecidos por el profesor Miguel Gutiérrez Fraile, catedrático de Psiquiatría y académico de número de la Real Academia de Medicina del País Vasco durante la conferencia Salud mental y envejecimiento, dentro del ciclo de conferencias Encuentros con la Salud”, que ha regresado después de tres años de parón provocado por la pandemia de COVID-19.

Según declara el catedrático de Psiquiatría, la salud mental en la población mayor «demanda una atención prioritaria. La identificación temprana de factores de riesgo, la implementación de tratamientos adecuados y la promoción de estrategias preventivas son esenciales para mejorar la salud y la calidad de vida de este sector de la población». La colaboración entre sectores de la sociedad y el apoyo gubernamental se revelan como «aspectos cruciales» para abordar esta «creciente preocupación» de manera integral y efectiva.

En cuanto a los factores de riesgo, «la soledad y el aislamiento social» emergen como factores fundamentales en el deterioro de la salud mental de las personas mayores. «La pérdida de seres queridos, la jubilación y las limitaciones físicas pueden desencadenar sentimientos de abandono, generando un terreno propicio para la depresión y la ansiedad. Además, la presencia de enfermedades crónicas y la polifarmacia, es decir, el consumo de cinco o más medicamentos, destacan como elementos predisponentes a los problemas mentales», explica el Prof. Miguel Gutiérrez.

En el vasto paisaje de la salud mental en la población mayor europea, el tratamiento de los trastornos, principalmente la depresión y la demencia, emerge como «una necesidad imperante». Ante la complejidad de estos desafíos, diversas estrategias terapéuticas han demostrado ser efectivas en mejorar la calidad de vida de aquellos afectados.

Así, en la mayor parte de los casos, la medicación se convierte en un aliado indispensable. Nuevas generaciones de fármacos, mucho más eficaces que las anteriores y con menos efectos secundarios indeseados se prescriben para tratar la depresión, mientras que en la demencia, los inhibidores de la colinesterasa y otros fármacos pueden ayudar a mitigar los síntomas.

Por otro lado, la terapia cognitivo-conductual es un elemento relevante en el abordaje de la depresión en personas mayores. «Al centrarse en los patrones de pensamiento y comportamiento negativos, esta forma de terapia busca modificar las percepciones que alimentan la depresión», explica el psiquiatra. Puede ser una herramienta útil para aquellos que experimentan pérdidas, ya sea de seres queridos, roles laborales o incluso de habilidades físicas.

En el caso de la demencia, donde el deterioro cognitivo y la pérdida de funciones mentales son prominentes, «el apoyo psicosocial adquiere una relevancia extraordinaria. Este enfoque integral implica el respaldo emocional tanto para el paciente como para los cuidadores, la adaptación del entorno a las necesidades del individuo y la implementación de actividades que estimulen cognitivamente», manifiesta el Prof. Gutiérrez.

La detección temprana y la intervención oportuna son elementos cruciales en el éxito del tratamiento. «Es esencial que los profesionales de la salud estén capacitados para reconocer los signos incipientes, permitiendo así una intervención más efectiva y un manejo más proactivo de los trastornos».

Las estrategias de prevención desempeñan un papel destacado en este escenario. «Fomentar la participación social, promover estilos de vida saludables y facilitar el acceso a servicios de salud mental son estrategias clave para abordar los factores de riesgo desde su origen. Mantener relaciones interpersonales significativas y brindar un apoyo emocional constante son acciones concretas que pueden marcar la diferencia», añade.

Por último, el Prof. Miguel Gutiérrez aclara que a pesar de estos avances, «la necesidad de investigaciones continuas y la mejora de la accesibilidad a tratamientos siguen siendo puntos clave. La colaboración entre los sistemas de salud, los profesionales, los cuidadores y los propios afectados se presenta como la fórmula más efectiva para abordar la complejidad de estos trastornos mentales en la población mayor. La conciencia, la comprensión y el apoyo son esenciales para enfrentar estos desafíos y garantizar que las personas mayores puedan disfrutar de una calidad de vida plena y significativa».

“Encuentros con la Salud” es una iniciativa de El Correo para la formación, divulgación y promoción que cuenta también con la colaboración de Docor Comunicación, agencia especializada en comunicar contenidos de salud y, desde este año, cuenta con la asesoría científica de la Real Academia de Medicina del País Vasco, que preside el médico y nutricionista, Dr. Javier Aranceta. Además, en su regreso, las conferencias sobre salud dirigidas a la población general que conforman Encuentros con la Salud se realizan en Salón El Carmen de Bilbao.

Casi la mitad de las personas que padecen diabetes lo desconoce

Casi la mitad de las personas que padecen diabetes lo desconoce Docor Comunicación

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica que se caracteriza por tener niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre y que con el tiempo puede conducir a diversas complicaciones. Respecto a su prevalencia, según los últimos datos publicados por la Federación de Diabetes, 527 millones de personas adultas en el mundo viven con diabetes, es decir, una de cada diez personas adulta. En Europa 1 de cada 11 personas padece la enfermedad. En España, según datos del estudio Di@bet.es, publicado en 2012, el 13,8% de las personas tiene diabetes y de ese 13.8 casi la mitad, el 6%, desconoce que la padece. En el País Vasco el 10,6% de las personas presenta diabetes según los últimos estudios realizados y en torno a 4,3% desconocen su condición. De esta forma, casi la mitad de las personas que padecen diabetes lo desconoce.

Estos datos han sido ofrecidos por la Dra. Elsa Fernández Rubio, endocrinóloga en el Hospital Universitario Cruces, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Diabetes, y del CIBERDEM/CIBERER, ENDO-ERN y BIOBIZKAIA durante la conferencia Avances en diabetes “Encuentros con la Salud”, que ha regresado después de tres años de parón provocado por la pandemia de COVID-19.

“Encuentros con la Salud” es una iniciativa de El Correo para la formación, divulgación y promoción que cuenta también con la colaboración de Docor Comunicación, agencia especializada en comunicar contenidos de salud y, desde este año, cuenta con la asesoría científica de la Real Academia de Medicina del País Vasco que preside el médico y nutricionista, el Dr. Javier Aranceta. Además, en su regreso, las conferencias sobre salud dirigidas a la población general que conforman Encuentros con la Salud se realizan en Salón El Carmen de Bilbao.

En primer lugar, la experta subraya que “hay que tener en cuenta que los síntomas de una diabetes mal controlada son exceso de sed, orinar de manera muy frecuente y perder peso”. “La diabetes incrementa su prevalencia con la edad y lo ideal sería que las personas realicen sus revisiones de empresa y/o las revisiones que les recomienden sus profesionales sanitarios”, agrega.

En este contexto, la Dr. Fernández Rubio anima a las personas que, a cierta edad se hagan analítica. Se recomienda medir glucosa a partir de los 45 años cada 3 años para mirar el tipo 2.

 Tipos de diabetes

En esta línea, detalla que existen varios tipos de diabetes, siendo 2 de ellos los más frecuentes: la diabetes tipo la 1 y la tipo 2. “La más prevalente es la de tipo 2, que supone en torno al 90-95% de los casos de diabetes y que cada vez está apareciendo en edades más jóvenes. Seguir hábitos de vida saludables es lo más importante que se puede hacer para prevenir o retrasar la aparición de una diabetes tipo 2 ya que se trata de una enfermedad muy ligada a los hábitos de vida y la obesidad”, enfatiza.

Respecto a la diabetes tipo 1, la especialista explica “se produce por una destrucción de las células que producen insulina por parte del sistema inmunitario que por un error puede atacar células propias. Esta destrucción hace que las personas que sufren este tipo de diabetes 1 pierdan prácticamente por completo esa producción de insulina y necesiten administrar insulina desde fuera”.

La diabetes tipo 2 se puede prevenir

La Dra. Elsa Fernández Rubio afirma que “la clave para prevenir la diabetes tipo 2 está en realizar ejercicio físico, mantenerse activo, tener un peso saludable y seguir una dieta mediterránea. Con estos pasos se puede reducir prevenir su aparición en un alto porcentaje de los casos”.

Además de seguir hábitos de vida saludable, el equipo sanitario puede incluir algún fármaco para el control de la diabetes y que se mantenga en el rango que queremos.

La prevalencia está en aumento. Hay que tener en cuenta que existen otros factores como la propia genética o haber tenido un familiar de primer grado con una diabetes tipo 2. Estas cuestiones también influyen y son un factor de riesgo, que no son modificables”, detalla.

Prevención y tratamiento

La Dra. Rubio insiste en que “la base del tratamiento de la diabetes son unos hábitos de vida saludables”. “Por mucho fármaco que se tome si no tenemos esa base sustentada, tanto dieta mediterránea como actividad física regular de unos 150 minutos a la semana, todo lo que hagamos no va servir de nada”, apostilla.

“Una vez diagnosticada”, destaca la especialista “la importancia de tener un seguimiento por parte del equipo sanitario que decidirá si añadir algún fármaco para que el control de la diabetes se mantenga en el rango que queremos. Ese objetivo de tratamiento va a ser diferente en función de la edad del diagnóstico, la calidad de vida, de si hay o no otras enfermedades”.

Añade la doctora que “en la diabetes tipo 1 el tratamiento siempre va a ser insulina desde el inicio, pero en la diabetes tipo 2 puede ser que pasemos por un tiempo por solo un tratamiento higiénico-dietético con la modificación de estos estilos de vida, y luego ir añadiendo progresivamente fármacos en función de lo que nos indique nuestro equipo sanitario”.

Avances

Respecto a los avances en el abordaje de la enfermedad, la endocrinóloga se congratula porque “en los últimos años, hemos asistido a diferentes novedades en el tratamiento de la diabetes. Tanto tecnológicas como farmacológicas bastante importante”.

De esta forma, detalla que desde el punto de vista del tratamiento, sobre todo en el ámbito de la diabetes tipo 2, “han aparecido nuevas familias de fármacos que, además de permitirnos controlar el nivel de glucosa, también nos permiten reducir la progresión de alguna de las complicaciones asociadas a la diabetes, como son la enfermedad renal crónica o reducir el riesgo de presentar eventos cardiovascular”.

Son fármacos que últimamente se han hecho muy famosos porque también ayudan a bajar peso. Son fármacos que algunos de ellos solo están indicados para diabetes o otros sí están indicados para la obesidad”.

Desde el punto de vista de la tecnología, “lo que más ha marcado la diferencia en los últimos años es la aparición de los sistemas de monitorización continua de glucosa. Son sistemas que nos permiten ver cómo está la glucosa a lo largo de todo el día para evitar hipoglucemias y tener más información sobre los patrones de glucosa”. “Estos sistemas van colocados subcutáneos continuamente. Aportan mucha más información a la persona con diabetes al proporcionar información de cómo influyen las medicaciones que está tomando, cómo influyen los alimentos, por ejemplo.”, concluye.

Las lesiones precancerosas que provoca el virus del papiloma humano no son visibles a simple vista

Las lesiones precancerosas que provoca el virus del papiloma humano no son visibles a simple vista Docor Comunicación

El virus del Virus del Papiloma Humano (VPH) es un virus muy común que se transmite de persona a persona por cualquier tipo de contacto sexual. El VPH se transmite por contacto directo entre los epitelios, provocando lesiones en aquellos que infecta como pueden ser las verrugas, que es lo que más conoce la población. Las verrugas en Medicina reciben el nombre de papiloma y por eso el virus se denomina de esa forma. Hay descritas más de 200 cepas de VPH y hay algunas que sin producir verrugas pueden producir lesiones. Estas lesiones son visibles al microscopio pero no a la vista porque no se manifiestan como verrugas y pueden ser precancerosas.

Estas afirmaciones han sido realizadas por el Dr. Jose C. Quílez Conde, médico adjunto al servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Basurto y vocal de la Junta Directiva de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia durante la conferencia Cómo protegerse del virus del papiloma humano del programaEncuentros con la Salud”.

“Encuentros con la Salud” regresa después de tres años de parón provocado por la pandemia de COVID-19 y vuelve con el mismo tema con que arrancó en octubre de 2007 con el fin de actualizar el conocimiento en torno al primer tema que se trató, el Virus del Papiloma Humano, y dar continuidad al programa.

La infección VPH se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales por vía vaginal, anal, oral o por contacto genital estrecho. Puede causar cáncer de cuello uterino en las mujeres, así como otros cánceres anogenitales, oro faríngeos y verrugas genitales en mujeres, pero también en hombres.

Se trata de la infección de transmisión sexual más prevalente. Normalmente estas infecciones son transitorias y entre el 80 y el 90% desaparecen en uno y dos años, pero existe una clara evidencia de la relación del VPH con la aparición de cáncer de cuello de útero, por lo que la extensión de cribados y de vacunas son muy importantes. Extender la vacunación y los cribados del virus del papiloma humano frenarán los cánceres que provoca, tanto en mujeres como en hombres.

En este contexto, el Dr. C. Quílez destaca que la infección del Virus del Papiloma Humano no tiene tratamiento. “No se puede tratar la infección y la tiene que eliminar el propio organismo, de tal forma que lo único que podemos hacer es o bien prevenir el contagio o, una vez que se ha producido, tratar de prevenir sus consecuencias malignas. Los cribados y las vacunas son muy importantes”.

El País Vasco, ejemplo en cribados de cáncer de útero

La estrategia en el Sistema Nacional de Salud estipula que para 2024 todos los programas de cribado en cáncer de cérvix tienen que estar implantados e  iniciados en todas las comunidades autónomas y el País Vasco lo tiene implantando desde 2018, siendo pionera en este campo de prevención.

En esta línea, el Dr. Jose C. Quílez Conde señala que “ese plazo expira en 2024 y a finales de este año las comunidades que no tengan un sistema ya establecido o iniciado lo tienen que hacer. Nosotros ya lo tenemos desde hace mucho tiempo”.

El programa del cribado de cáncer de cérvix que se realiza en Euskadi es pionero en el Estado y desde 2018 detecta de forma precoz lesiones premalignas y el cáncer de cuello de útero o cérvix en sus fases iniciales. La prueba de cribado o detección precoz consiste en tomar y analizar una muestra de las células que recubren el cuello del útero”, se congratula.

Vacuna, también en niños

Hasta ahora la vacuna del Virus del Papiloma Humano se ha inoculado en niñas, pero se extiende también a los niños. Se introduce en Euskadi por vez primera la extensión de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) a niños de 12 años en el recién inaugurado curso escolar 2023/2024.

En este contexto, el especialista afirma que “los hombres no estamos exentos del virus del papiloma humano. Hay muchos puntos que proteger con una vacunación como puede ser el cáncer de pene o de ano y por el beneficio que eso produce para las mujeres, por la inmunidad de rebaño. Cuantas menos personas estén expuestas y más rápido se elimine mejor”.

Respecto a los beneficios de la vacuna del VPH, el Dr. C. Quílez destaca que se administra a los 11-12 años porque “es importante hacerlo antes del inicio de las relaciones sexuales, ya que es cuando se obtiene un beneficio máximo, pero también lo es en personas que ya han mantenido relaciones y pueden estar infectadas”.

“Encuentros con la Salud” es una iniciativa de El Correo para la formación, divulgación y promoción que cuenta también con la colaboración de Docor Comunicación, agencia especializada en comunicar contenidos de salud y, desde este año, cuenta con la asesoría científica de la Real Academia de Medicina del País Vasco que preside el médico y nutricionista, el Dr. Javier Aranceta. Además, en su regreso, las conferencias sobre salud dirigidas a la población general que conforman Encuentros con la Salud se realizan en Salón El Carmen de Bilbao.

Expertos indican que es posible perder peso con un tratamiento personalizado

Expertos indican que es posible perder peso con un tratamiento personalizado Docor Comunicación

El sobrepeso y la obesidad no han parado de aumentar en los últimos años, hasta el punto de ser considerados como una especie de ‘pandemia’. En muchas ocasiones, la alimentación se considera una medida suficiente para evitar esta situación. Pero, como ha advertido Manuel Landecho, especialista en Medicina Interna y de la Unidad de Chequeos de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), “perder 35 kilos solo con dieta es muy difícil y suele conducir al desánimo y la desesperación. En la actualidad este tipo de objetivo es alcanzable, pero gracias al avance de la cirugía y los tratamientos personalizados que combinan múltiples estrategias”.

Víctor Valentí, codirector del Área de Obesidad de la CUN y especialista en Cirugía General y Digestiva; Javier Escalada, director del Departamento de Endocrinología y Nutrición, y el ya mencionado Manuel Landecho han ahondado en los nuevos enfoques para el tratamiento de esta patología el martes, 8 de febrero, en la jornada divulgativa Encuentros con la Salud. En esta ocasión, la conferencia, que se ha titulado ‘Obesidad: la otra pandemia. Un nuevo enfoque para su tratamiento’, se ha celebrado de forma íntegramente online.

Sin solución universal

Al abordar esta patología, es común pensar que las medidas que tuvieron éxito en un caso, podrían extrapolarse al resto. Sin embargo, no cuenta con una solución universal. “Hay tantos tipos de obesidad como personas. Hay personas obesas por factores genéticos, por situaciones psicológicas, por su estilo de vida, etc. Evidentemente, aplicar la misma medida en todos los casos no resultaría efectivo. Tampoco es lo mismo tratar a un paciente obeso de 35 años con capacidad de hacer deporte, que a uno de 52 con una lesión de rodilla”, ha indicado Landecho.

Ante esta situación, adaptar el tratamiento a las situaciones y características propias de cada persona resulta clave. En este punto, el doctor Landecho ha explicado que “hay que conocer a cada paciente, estudiar bien su vida, sus hábitos, sus preferencias, su carga genética, etc. Las personas que se enfrentan a la obesidad no deben conformarse con esta situación. Hoy en día cuentan con multitud de estrategias como la cirugía, procedimientos endoscópicos, medicación, etc., que siempre permiten actuar frente a esta patología”.

En este aspecto y de cara a personalizar cada tratamiento, el Área de Obesidad de la CUN aúna el trabajo de un equipo interdisciplinar de una veintena de especialistas en endocrinología y nutrición, cirugía general, medicina interna, digestivo y anestesia, con el apoyo de enfermeras especializadas y, en caso de ser necesario, profesionales de cardiología, neumología y psiquiatría. Estos especialistas, en base a las características personas de cada paciente, lanzarán propuestas de modificación dietética y de actividad física y en base a sus características, optarán por el mejor tratamiento.

Las consecuencias de la obesidad

La obesidad, al contrario de lo que muchas veces se cree, surge de un exceso de grasa corporal y no de kilos. Esto significa que hay personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) que indica un peso normal o un ligero sobrepeso que, en realidad, se enfrentarían a una situación de obesidad. “El problema del exceso de grasa es que con frecuencia se corresponde a grasa visceral. Es decir, la grasa interna, que no resulta tan evidente a simple vista, y rodea y se infiltra en órganos como el hígado, el riñón o el propio corazón y que origina graves problemas de salud”, ha afirmado Javier Escalada.

Escalada ha hecho especial hincapié en las consecuencias que la obesidad puede generar en las personas que la padecen. Así, ha explicado que “el exceso de grasa que se acumula en los órganos y músculos genera problemas con la insulina que generan situaciones como la diabetes tipo 2, hipertensión arterial, etc. Las complicaciones articulares en la rodilla y cadera, como consecuencia del exceso de peso, son otras de las grandes complicaciones. Además, tampoco se puede pasar por alto la variedad de patologías secundarias a la obesidad que, pese a parecer alejadas, presentan una relación estrecha con esta enfermedad. Algunos ejemplos de esta situación son tan preocupantes como: un exceso de numerosos cánceres como el de mama, problemas hepáticos, e incluso infertilidad. Por último, cabe destacar las repercusiones psicológicas que la obesidad tiene sobre muchas personas”.

Esta situación demuestra el enorme impacto para la salud de esta patología y la importancia de tomar medidas para revertirla. En este sentido, el doctor Escalada ha indicado que “afortunadamente, contamos desde hace tiempo con herramientas muy útiles para combatir esta situación gracias a los abordajes profesionales, nuevos fármacos que empiezan a mostrar su eficacia, técnicas endoscópicas y, por supuesto, la cirugía que, en manos expertas, ofrece grandes resultados”.

Grandes avances tecnológicos

El doctor Víctor Valentí ha ahondado en los últimos avances tecnológicos para hacer frente a la obesidad. “La tecnología ha avanzado muchísimo y los pacientes se han beneficiado enormemente de sus mejoras. En la actualidad, el porcentaje de complicaciones es menor y las recuperaciones son más rápidas”, ha indicado Valentí.

Respecto a sus tratamientos, el Área de Obesidad de la CUN (reconocida como Centro de Excelencia Europeo en el tratamiento de la obesidad por la Sociedad Europea para el estudio de la Obesidad) apuesta por la combinación de técnicas endoscópicas y quirúrgicas. En el caso de las opciones endoscópicas, tal y como explica Valentí, “son un tratamiento muy eficaz para aquellas personas con una obesidad no muy grave y se llevan a cabo de forma rápida y sin pasar por quirófano. Se duerme al paciente y, a través de un dispositivo que se inserta por la boca, se reduce el tamaño del estómago. Gracias a estas técnicas, los pacientes logran una pérdida de peso progresiva”.

Por otro lado, y para aquellos casos en los que la situación de obesidad es mayor, se cuenta con las opciones quirúrgicas. “Estos procedimientos, en todos los casos, se realizan bajo procedimientos mínimamente invasivos o robóticos. Es decir, que la intervención se realiza a partir de pequeñas incisiones que permiten a los pacientes una rápida recuperación y con mínimas repercusiones estéticas. Aquí se encuentran tres tipos de intervenciones, aquellas que reducen el tamaño del estómago; las que actúan sobre el estómago y los intestinos y aquellas que se centran más en el intestino. Estas intervenciones permiten a los pacientes controlar mejor su apetito y saciedad alimentaria que posteriormente les facilitará adquirir unos hábitos alimenticos adecuados”, ha indicado Valentí.

Más allá de la cirugía

Además, el proceso de apoyo y acompañamiento al paciente, no termina con la cirugía. Tal y como relata Valentí, “se apuesta por el seguimiento de cada caso. Para ello, se fija un primer control tras un mes de la intervención y de forma trimestral durante el primer año. Posteriormente, se fija una serie de revisiones anuales. Además, a lo largo de este seguimiento, hay presente gran variedad de profesionales de enfermería, nutricionistas, endocrinos y dietistas que se vuelcan por completo en mejorar los hábitos del paciente y, en caso de ser necesario, en los de su familia”.

Back to top